23 de mayo de 2013

Primavera en la ventana

Tengo la sensación de qué, hasta que no compro margaritas, no empieza la primavera. Este año me han fallado todas las estadísticas y expectativas, la primavera sigue de morros y ni margaritas en la ventana, ni flores en las jardineras, ni cosmos deseando zamparse rayos de sol para florecer. Que no. Que la primavera no viene y mi cerebrito  teletúbbico e hiper fantasioso la imagina tumbada en un gran sofá con su bata de guatiné, sus rulos puestos y sus pantuflas en plan vagancia total. Dí que sí, mujer, dí que sí, que ya vendrás cuando te dé la santa gana e igual este año ni vienes y del invierno primaveral pasamos al verano rotundo (espero que no, por diossss).


Ésta mañana le decía a mi cuñada que no me parecía que la semana que viene vayamos a entrar en Junio. Junio..¡ya!. Fin de curso, niños con vacaciones, verbena de Sant Joan....y nosotros (aún) con manga larga y  nórdico en la cama (palabra). La primavera ni se inmuta, habrá que hacerse a la idea. De momento y mientras espero las listas del instituto para saber si Jordi sale en ellas (mañana las ponen, deseadnos suerte, plís!) miro por la ventana y veo a mis margaritas allí, nuevas, felices, deseando sin prisa que les encuentre un lugar cómodo en el jardín y las libere de esa asfixiante maceta. Las miro y me siento feliz. Sí, siento que me envuelve una felicidad chiquitina y saltarina, como de gorrión, cómo de pétalos, como de valorar todo aquello que nos alegra la existencia por pequeño y sencillo que pueda parecer. Pienso entonces que la primavera -aún con rulos, bata y pantuflas-  tiene mucho de emocional y que es bueno, muy bueno, liberarse de expectativas y disfrutar, sin más, de los pequeños-inmensos detalles de la vida.

21 de mayo de 2013

10 cosas que me gustan..(y que trajo Mayo bajo el brazo)



1- Escaparme a ver el mar...

Vamos a ver, puntualizo, no soy playera, eh?, pero nada, nada, nada. Pocas veces (o nunca últimamente) me veréis cual lagartija tumbada al sol en una playa abarrotada de gente, buffff no. Pero contemplar el mar, acercarme a oler mi Mediterráneo y quedarme ahí adherida al oleaje, lanzándole mil pensamientos en cadena, es algo que me apasiona..


2- Ver a Jaume correr y hacer el payaso.. 

..con aquella felicidad rotunda y mágica que sólo poseen los niños..


3- Dar un paseo y encontrarnos con 7 Totems (algunos ocultos y tremendos)

Alucinar con sus rasgos, no comprender qué diablos hacen en un sendero perdido..y fantasear sobre su origen, imaginar historias...(no os recuerdan a los Moáis de la Isla de Pascua??)


4- Que Jordi improvise una foto con el móvil...

...y luego le pongamos mil corazoncitos...(ofúú la ñoñería maternal, hasta la médula la tengo calada!)


5- El magnetismo que me produce el sol sobre las hojas....

(ese contraluz me apasiona, no me preguntéis la razón, pero me llena de calma..)


Se nota, no? :)


6- Comprobar como nuestro pequeño huerto va dando sus frutos. 

El otro día mi suegro me preguntaba señalando el suelo..¿eso de ahí qué es?.."perejil" dije con un orgullo que no me cabía en el pecho, ¿y aquello? "rábanos"...¿y esto? "zanahorias"...¿y esto tan raro? "Cosmos" dije mientras le veía arrugar la nariz "¿qué son cosmos?...."flores" contesté...¿y eso tan largo de ahíííí?... "gladiolos", ¿gladiooooooooooolos y cosmoooooosssss en un huerto????? y me miró riéndose con unos ojos que le sobresalían de las gafas y que aún tengo grabados en las retinas. "es que es un huerto-floral" susurré por lo bajini.

No contestó.


7- Recoger los primeros rábanos del huerto (floral) 

...y hacerles fotos como si fueran dos mellizos recién nacidos.

:)


8- Improvisarlos como acompañante....(qué ricos estaban! uhmmm)


9- Hacer una mini excursión..

....y encontrarnos de pronto en el sitio más maravilloso y bucólico del mundo. Correr (ellos, claro), tumbarnos, disfrutar de uno de los pocos días soleados de mayo..


10- Comprobar que -al igual que los niños, los rábanos y las zanahorias- mis cosmos de maceta siguen creciendo.

Me pregunto cuando florecerán, de qué color serán las flores?, Jaume dice que rosas, Jordi que blancas, no tenemos ni idea así que será una autentica sorpresa..

¿Queréis apostar? :))

El otro día me preguntaba a mí misma porque hago tantas, tantas, taaaaaaaaantas  fotos (a todo, eh?)...luego me di cuenta de que, al margen de que es un 90% de pasión (desde niña) y un 10% de puro vicio (o es al revés?), una parte de mí siente que se me escapa el tiempo demasiado deprisa. Lo disfruto, intento aprovecharlo al máximo siempre que puedo...pero se me escurre, no os pasa?. Si los meses llevaran ruedas yo diría que últimamente circulan en bajada o, como dice la canción de Bebe "el tiempo corre en patines, cuesta abajo....y no tiene freno hasta que das el golpe"



¡Disfrutémoslo!

:)

Un besito a todos quienes pasáis por aquí..