22 de agosto de 2011

11 años tiene mi amor!



Casi no me lo creo.

Hago números...cuento y descuento con los dedos y me doy manotazos en la mano, ¡que no puede ser coño caramba!, que no puede ser que dentro de siete años mi niño ya vaya a ser mayor de edad!. "Mayor de edad"...si eso me suena a ciencia ficción....ufff..¡que no quiero!, bueno sí...¡pero no quiero!. Así que me centro es sus maravillosos once años y en la fiesta de cumpleaños donde mi pequeñajo disfrutó de su día, de sus amigos, de sus abuelos, primos, tíos, pero sobre todo...¡de sus regalos!: un patinete, libros, juegos, y el equipo entero de portero! (de futbol, claro!...del Barça..¡por supuesto! ;)

La fiesta fue muy bonita...¿que decir?...¡mejor pongo el collage! ;)




:)

20 de agosto de 2011

Esto.....

....hoy voy a inaugurar una nueva sección, las fotos: "Sin Comentarios"..







Y es que hay fotos que -para bien o para mal- hablan por sí solas............



O no?



;)







15 de agosto de 2011

La sonrisa de Jordi..

Recuerdo que cuando Jordi llegó a nuestras vidas (hace ya la friolera de 8 años, que se dice pronto) y durante aquellas primeras tomas de contacto con él me percaté de que era un niño que no sabía reír. Es más, cuando intentaba hacerlo lo único que conseguía era un amago de sonrisa "hacia abajo", una mueca extrañísima que me impactó de sobremanera. Desde entonces, y creo que lo he dicho en más de una ocasión, todas nuestras energías de centraron en cambiar ese gesto, en rescatar la sonrisa que Jordi llevaba dentro de sí mismo y que no había conseguido aflorar jamás.



Hoy, cuando le veo sonreír así, inspiro fuerte y me lleno los pulmones de una felicidad difícil de describir con palabras..





Me encanta la sonrisa de mi niño!!







Y a Duna también..







11 de agosto de 2011

Norman


Siempre visualizo a Norman como un caballero Templario. Si hay alguien capaz de meterse de cabeza en una cruzada de superación...ese es Norman, un caballero, un luchador, un guerrero silencioso. Quizá sea porque fue el primer niño que aterrizó en nuestra familia, quizá porque con apenas horas de vida ya se enfrentó a una gran cruzada vital...(y la ganó!), quizá porque tiene una mente privilegiada que se aúna con una creatividad que, a sus pocos años, nos deja a todos con la boca abierta...

No sé, quizá sea por todo ello por lo que le quiero tanto. Por su enorme corazón, por sus buenos deseos y porque Norman promete todas las promesas del Universo.

Y conste que quiero a todos mis sobrinos por igual!

Pero Norman......