31 de mayo de 2008

31 de Mayo....tal día como hoy...



…hace un año Jaume llegó a nuestras vidas..


(La última foto que nos hicimos minutos antes de conocer a Jaume..)

Llegó llorando, no corrió atravesando ningún patio ni se nos lanzó en brazos como hizo Jordi, pero se abrazó a nuestras vidas con la misma fuerza, absolutamente la misma intensidad.

Me pareció un milagro haber llegado hasta él....(porque era él, no me cabía la menor duda) y sentí que todos los días de espera y todo el pesar acumulado de nuestros 28 meses de vida paralizada resbalaban al fin por mi espalda difuminándose en la nada. Ahí estaba, nuestro pequeñajo....llorando en cuanto nos veía venir...y llorando aún más en cuanto nos veía marchar. Mi chiquitajo...que me miraba como si fuera una marciana cuando le daba la comida en aquellos primeros días de acercamiento...y es que no, no nos puso fácil la adaptación en aquella primera semana en el Hogar..y hoy, conociendo como conozco el vértigo que le dan los cambios súbitos de rutinas, aún creo que se amoldó demasiado bien a nuestra presencia, quien sabe...quizás su pequeño corazón intuía ya que aquellos tres intrusos que se empeñaban en romperle los hábitos y que le abrazaban sin parar iban a representar algo realmente importante en su vida.

(La primera foto que le hicimos a Jaume. Borrosa, movida, nerviosa..Sobran las palabras.)


Ha pasado un año desde entonces...pero a lo largo de los días se han sucedido mundos, constelaciones, galaxias...y en el correr del tiempo cada pequeño día ha sido un pilar de adaptación mutua, de hábitos mutuos, de amor compartido. Y es que una vez de pleno en el núcleo familiar Jaume nos lo ha puesto tan tremendamente fácil que hoy, cuando veo aquellas fotos, me parece mentira que hubiera un tiempo en que su presencia solo fuera un sueño..



Jaume hace veinte minutos bailando (que es lo suyo :)....



Inseparables...



. . . .

18 de mayo de 2008

Infinito x Infinito..



Esta semana hemos tenido el segundo seguimiento de Jaume...y justo un día antes me comentaban.. “jó, que paliza debe ser eso de las entrevistas de seguimiento, no?” “Uis!, para nada!” Me sorprendí contestando. Y es que es cierto...lojuroportólojurable! yo las disfruto! :-)...¿como no iba a hacerlo? si me paso una hora enterita hablando de mi tema preferido: mis gordos!:-D

Cuando volvimos el otro día a las oficinas de Adopta para hacer la entrevista con la psicóloga sentí el tirón, ese punzar en el cogote….y recordé que hace un año entraba allí con los pies nerviosos por la ilusión de saber más, un poco más, de quien iba a ser nuestro segundo retoño.

((“Ya camina- chistaba el informe y yo reproducía en voz alta- y empieza a hablar, dice “ma…..ma” (no me lo esperaba y se me rompió la voz ). Ahí, en ese instante, me convertí o fui consciente de ser la madre de Jaume. Mi niño sin foto, sin cara, sin apenas datos….me llamaba, decía “mama”…y aunque lo lanzaba a un aire invisible yo lo recibía, por primera vez, dentro de
mí.))

Recuerdo caminar como propulsada por una fuerza sobrenatural sobre aquella alfombra turca que ahora me decía “ya un año, eh?”. Un año, sí. Contestaba mi pie izquierdo infinitamente más feliz que hace un año… "como me gustaría ir a por un tercer retoño", susurraba el pie derecho.

“Con dos basta, nena”

Respondían al unísono los dos pinreles de Rafa.

La psicóloga nos hizo las preguntas pertinentes.... Todo ha ido tan bien en este año, tan rodado..., todo se ha encajado de forma tan natural que recordé uno de los grandes temores que me recorrían la dorsal hace un año por estas fechas. ¿Como iba a encajar Jordi la llegada de un hermano?, ¿qué pensaría de nosotros, sus padres, cuando nos viera abrazar a otro niño y quererle de la misma forma?, le íbamos a cargar, egoistamente, con un "peso extra"?
"

Es realmente curioso hasta que punto los miedos lanzados en tercera persona pueden ser infundados y utilizados como vil tapadera de una primera persona. ¿Seré yo….capaz de querer a otro niño tanto como a Jordi?

¿podré dividir mi amor?

Esa era la pregunta traslúcida. Una pregunta que volvía a mí con la voz sorda del recuerdo….y es que un año después, con Jordi y Jaume unidos como pin y pon, queriéndose, molestándose, disfrutándose, agobiándose, compinchándose (este finde Jaume se ha quedado a dormir en casa de la yaya Carmen para que pudiéramos ir a ver Iron Man con Jordi al cine, a la salida, cuando le preguntamos si le había gustado la película lo primero que dijo fue, “Sí, pero vamos a buscar a Jaume, no?:) enfadándose, añorándose y sin poder vivir el uno sin el otro descubro maravillada que hace un año me equivoqué completamente en la operación...y es que el amor hacia los hijos jamás se divide....jamás, sino que se multiplica, cada día, un infinito más..




























11 de mayo de 2008

Foto-mix de estos días.













(Para verlas mejor pulsar el cuadradito al lado del volumen)


Foto-mix de estos días..








/>

4-5-2008: Un parpadeo..


.de 17 años...


[a-Corazones.jpg]

Durante mi juventud siempre sostuve una "maxi-máxima":

"No pieeeeeeenso casarme en la vida, vamos, así me arrastren del pelo como a Wilma Picapiedra!"

:-D

Pero llegó él......

...9 meses, y ya estaba de pie vestidita de blanco ante un altar.

:-)

17 años casados....nueve meses de noviazgo (es que lo tuvimos muy clarito :)......amor, nubes, tiempo, historias, pasiones, calma, esfuerzos, caos, cotidianidades, huracanes, alegrías, pensamientos, conversaciones, felicidad, desdoblamientos, tiritas, risas..(muchas, muchísimas), tristezas, lagrimas, distancia, acercamientos, boumerangs, norias, armonía, lucha, complicidad, familia, victorias, amorycalma, amorycalma....

17 años en un abrir y cerrar de ojos...

"Amorycalma"...



(¿Quien nos lo iba a decir, eh, Ra?)



;))